La Cabezuela
La localización exacta del despoblado es 40º23´51” latitud norte, 1º43’51” longitud oeste. Se halla situado a una altitud de 1.090 metros en una pequeña loma con posición umbría frente al valle del Caballeruelo y en las primeras estribaciones de un ago cordal que culmina en el monte Tayaruela (1.960 m). En el paisaje predominan los prados, antiguas tierras de cereal abandonadas, arbolado de encinas y robles en los lugares más húmedos, matorral de tomillos y escobas. Por oro lado se localiza al sureste de Carrascalejo, a 1,9 km al norte de Aldeanueva de Santa Cruz, a 2,2 km al suroeste de la Aldehuela y a 10,0 km al noreste de El Barco de Ávila.
Para acceder al despoblado ha de salirse de Carrascalejo por la calle que lleva a la carretera N-110. Tras atravesar la carretera, debe continuarse por el camino que sale perpendicular a ella con dirección sureste y que atraviesa el arroyo Caballeruelo; a unos 500 m. de dicho arroyo gira hacia el este y, a unos 700 m. más allá, tras recibir por el sur a un camino que llega de Aldeanueva, se llega aun pequeño arroyo con una presa de mampostería y cemento (la cual se halla en el término de Aldeanueva de Santa Cruz, casi en el límite con el término de La Aldehuela), localizada en el emplazamiento donde la tradición oral sitúa la poza o estanque en que se abastecían de agua los habitantes de la aldea.
Se continúa por el camino que va paralelo a este arroyo en dirección sureste; a unos 140 m. por encima de la presa,el camino, bordeando un prado, gira en dirección noreste, y poco más allá concluye en otro camino que, con dirección sureste-noreste, va de Aldeanueva de Santa Cruz a la carretera N-110. tomando este camino en su sentido noroeste, tras unos 140 m de recorrido, hallamos en su costado norte (es decir, a la derecho del camino) una parcela de matorral donde se hallan los escombros del despoblado; por otro lado, en los dos prados situados inmediatamente al oeste de dicha parcela, se han hallado abundantes restos cerámicos procedentes del propio despoblado. El camino continúa con la misma dirección noroeste hasta llegar a la carretera N-110, a 0,8 km al noroeste de Carrascalejo.
La Cabezuela se hallaba habitada ya a finales del siglo XV y tenía cierta entidad al tener reconocidos derechos en el uso de pastos de la zona y en este despoblado residió un hombre de armas como Mingo García de la Cabezuela según consta en el recuento de hombres de armas de a caballo de la tierra de El Barco realizada en 1494 por orden del Duque de alba. Fue abandonada durante la primera mitad del siglo XVIII por las presiones económicas y demográficas del Convento de Aldeanueva de Santa Cruz.
Existe una curiosa tradición oral relativa al abandono de la aldea de la Cabezuela, al parecer, durante la celebración de un bautizo al que asistían todos los habitantes de la aldea, el agua para la comida se recogió en la poza mencionada, donde fue envenenada por una víbora, y durante el banquete murieron intoxicados todos los asistentes salvo la madre del pequeño; esta mujer decidió entonces abandonar La Cabezuela y establecerse en el pueblo más cercano,es decir, en Carrascalejo, pero por ser entonces invierno o primavera, el arroyo Caballeruelo, situado entre las dos poblaciones, iba muy crecido y, al no poder vadearlo, se dio la vuelta y prefirió establecerse en Aldeanueva. Este es la razón, según esta tradición oral, por la que el antiguo término de La Cabezuela pasó a depender jurisdiccionalmente de Aldeanueva de Santa Cruz en lugar de Carrascalejo o Santa María de los Caballeros.

La Colagrande
Pocas referencias históricas se tienen de este despoblado aunque se conoce que estuvo situado en proximidad a las Solanas del Carrascal, a una altura superior de 1.200 m. En el paisaje predominan los prados delimitados por cercados de piedra y el bosque de encina y chaparra, con robles en los puntos más húmedos.Se abandonaría a comienzos del siglo XVI.

El Mironcillo
La localización exacta del despoblado de el Mironcillo es 40º26’32” latitud norte, 1º42’39” longitud oeste o bien 5º23’51” longitud oeste, en el término de La Aldehuela. Se halla situado a una altitud de 1.175 m en una ladera con posición de solana, donde se abre el pequeño valle del arroyo Bullicio. El paisaje de la zona predomina el bosque de encinas con sotobosque y matorral de tomillos y escobas, localizándose algunos prados entre la fuente del despoblado y el arroyo Bullicio. Por otro lado, se localiza a 1,2 km al sur de Las Solanas del Carrascal (pueblo más cercano); desde hace algunos años está deshabitado, constituyendo un despoblado reciente), a 1,9 km al norte de la Aldehuela.
Para acceder al despoblado ha de salirse de La Aldehuela por un camino paralelo a la carretera N-110 con dirección noroeste; tras un recorrido de unos 600 m se lega al cementerio parroquial de La Aldehuela, donde se toma el camino que sale a la izquierda de dicho cementerio, con dirección norte. Siguiendo este camino, a 1.300 m. más adelante se encuentra a la izquierda de dicho cementerio con dirección norte. Siguiendo este camino, a 1.300 m. más adelante se encuentra, a la izquierda del camino, la fuente del Chorrillo que, según la tradición oral, era donde se surtían de agua los habitantes de la aldea, del despoblado se sitúa en los encinares que hay justo a la derecha del camino. La existencia del despoblado de el Mironcillo aún es recordada entre los habitantes de La Aldehuela, si bien lo conocen con el nombre de la fuente “del Chorrillo”, por lo demás el topónimo El Mironcillo ha sido totalmente olvidado.
El término mironcillo es un claro diminutivo de “mirón”. No deja de ser llamativo que El Mirón fuese una de las cuatro villas en torno a las que se articuló el señorío de Valdecorneja al menos desde el siglo XIII, localizándose dicha villa a 12 km al norte del despoblado.

Los Ruyos
La localización exacta del despoblado es 40º24’23” latitud norte, 1º41’47” longitud oeste en el término municipal de La Aldehuela. Se halla situado a una altitud de 1.380 m. en un promontorio con posición de umbría e integrado en un cordal que parte del monte Tarayuela, uno de los primeros eslabones importantes de la sierra de Piedrahita. La existencia y emplazamiento del despoblado de los Ruyos son bien conocidos entre los escasos habitantes de El Rehoyo, quienes narran la leyenda de que la última persona en abandonar el pueblo fue una mujer que veía a El Rehoyo a por levadura para hacer pan; una noche en que volvía de El Rehoyo a los Ruyos una manada de lobos anduvo rondando en torno a ella,que fue dejando la levadura por el camino para entretenerlos mientras ella conseguía llegar a casa.
Los Ruyos fue una aldea formada a partir de un antiguo grupo de majadas, tinadas o refugios estacionales de pastores convertido gradualmente en un asentamiento o aldea permanente a partir de un momento difícil de precisar,quizá en la Baja Edad Media (sobre todo hacia los siglos XIII-XIV). La aldea aparece documentada ya a comienzos del siglo XVI y su población debió oscilar entre los 20 o 40 habitantes. El lugar contaba con tierras fértiles y agua, así como pastos buenos y próximos al ganado si bien los últimos habitantes tuvieron que pasar dificultades económicas como lo demuestran la venta de tierras otorgadas por el vecino Juan Hernández Bernardo al Convento de Aldeanueva de Santa Cruz en el siglo XVIII.
Ayuntamiento de La Aldehuela - Ávila - © 2017