La Subida a la Fuentes
Todos los años, desde tiempo inmemorial, el primer jueves de Agosto se realiza en la Aldehuela la “Subida a las fuentes”, tradición que consiste en hacer trabajos de limpieza de los manantiales que surten de agua a La Aldehuela. La subida a las fuentes es un acto que une a todos los regantes de La Aldehuela y a todos aquellos que quieren acudir, pues el beneficio es para todos. El Ayuntamiento y la Comunidad de Regantes vienen colaborando para que esta tradición no se pierda.
El origen se vincula a la concesión de agua que realizó el Duque de Alba D. Fernando Álvarez de Toledo en favor de Los molinos existentes en La Aldehuela y asegurar con ello el agua aunque procediera del término municipal limítrofe de Santiago del Collado. Las fuentes se encuentran situadas en La Lastra de Santiago y allí se sube, a pie y en burros a realizar la limpieza tradicional. Hace numerosos años este acto era motivo de una fiesta y se realizaba el “bautizo” a las personas que acudían ese año por primera vez a la limpieza de las fuentes.
Desde hace años se tiene derecho al agua a través de la concesión otorgada por la Confederación Hidrográfica del Duero si bien la tradición no debe perderse.

Tradición oral sobre D. Fernando de Toledo el Hijo de la Molinera
En la Aldehuela existe una importante Tradición oral sobre la Historia de D. Fernando de Toledo que mezcla la Historia y el argumento de la comedia de D. Lope de Vega, así es conocida la historia del III Duque de Alba Fernado de Álvarez de Toledo, nacido en Piedrahita en 1507, y que tuvo en 1527 un hijo natural con una molinera de la vecina localidad de La Aldehuela. El Duque no conoce a su hijo hasta que una tarde de toros presencia como un joven se lanza al ruedo y hace una intervencioón heroica. Sorprendido tanto el Duque hace llamar al joven que le confiesa que él es su hijo y su madre es la molinera. El Duque les concede los pasos de agua provenientes de la Lastra del Santiago para uso del Molino y les deja mil monedas de oro a la molinera y otras mil a su hijo. La molinera da sus mil moneda a su hijo pero éste no guarda este regalo del Duque sino que se deshizo de la monedas enterrándolas en un pozo, tras una larga travesia y soportando el peso de las monedas transportadas en alforjas, del que manaron dos enormes hilos de agua.
La Aldehuela y El Gran Prior de Castilla.
D. Ricardo Serrano Deza (Ávila 1947) es catedrático de estudios hispánicos de la Universidad de Québec en Tríos-Rivières (Canadá), donde imparte su enseñanza en el marco de la formación de profesores de español lengua extranjera y desarrolla una labor de investigación sobre el teatro español de los siglos XVI y XVII. Entre otros ha publicado artículos en revistas científicas sobre el teatro de Calderón, Ruiz de Alarcón, Lope y Cervantes, así como sobre la vida teatral abulense en el siglo XVII. Recientemente publica el libro La Aldehuela y el Gran Prior de Castilla donde analiza la comedia de Lope de Vega “La Aldehuela” cuya acción se desarrolla en el pueblo abulense del mismo nombre.

El autor que tuvo contacto, en su niñez, con los lugares donde se desarrolla la acción comprueba la enorme fidelidad de lugares -el molino, la ermita- y de referencias geográficas de la zona de Piedrahíta, Santiago del Collado, La Aldehuela, El Barco de Ávila, así como la verosimilitud de distancias y tiempos con que la acción se desarrolla en el decorado real, toda vez que Lope vivió varios años en la zona, al servicio de los Duques de Alba y conoció personalmente el camino de Alba de Tormes a El Barco de Ávila y a Piedrahita.

El argumento de la comedia es sobradamente conocido por los vecinos de La Aldehuela:
1ª Jornada. Encuentro entre María, la joven molinera, y el Duque del que María resulta embarazada. Como amantes son conscientes de que sus mundos y linaje son diferentes. El Duque hace los preparativos para casar a María con uno de sus pretendientes del pueblo antes de partir del lugar. María y el Duque reafirman su amor y se separan pero aceptan las reglas sociales que pesan sobre ellos.
Aquí esta presente la visión de los lugareños y ahí arranca el coro de rumor con un conocido refrán “Más mal hay en La Aldehuela de lo que se suena”.
2ª Jornada. El hijo de María, ya mozo, triunfa en la fiesta de los toros celebrada en honor de su desconocido padre, en El Barco de Ávila, poco antes de la salida de este para Flandes.
Al fin de las celebraciones el Duque para en La Aldehuela y se encuentra de nuevo con María. Ambos recuerdan, en un lenguaje poco explícito, sus amores de 20 años atrás. El hijo, Fernando, es presentado por María como hijo “de los dos”, sin que quede claro quien es el segundo al que se refiere. El Duque decide encargarse de la educación de Fernando y llevarle con él pero, ante la insistencia de María para que no se lo lleve a la guerra, el Duque deja a Fernando en su palacio de Piedrahita, que queda a cargo e su esposa. Tras el enfrentamiento con el Alcalde de Piedrahita, a consecuencia de la defensa de los amores de un amigo, huye a Flandes, en busca de su padre.
3ª Jornada. Fernando va al campamento del Duque y entra posteriormente en batalla en la toma de la ciudad de Mons (históricamente incorrecto). Fernando se cubre de gloria, es reconocido por su padre y es nombrado Gran Prior de Castilla de la Orden de Caballería de San Juan de Jerusalén.
Esta comedia está encuadrada en las comedias de carácter rural, de género villanesco aunque Menéndez Pelayo la encuadra en el apartado de crónicas y Leyendas de España en cuanto se refiere al gran Duque de Alba, su hijo natural el gran Prior de Castilla, Don Fernando de Toledo, así como por terminar la comedia con el episodio del sitio y toma de Mons en 1572.

Origen de la Comedia. Lope de Vega estuvo muy ligado a la Casa de Alba y pudo muy bien haber conocido a Don Fernando, que vivió hasta 1593. La historia más o menos transformada por la poesía, pero que en el fondo pudo ser verídica llegaría hasta este genio de nuestra literatura. La primera y segunda jornada de la comedia son de gran belleza lírico-popular creando ambientes rústicos donde lo bucólico, amoroso y culto, se entreteje con lo popular, sencillo y menos culto de la vida campesina auténtica en un juego de contrastes y con una delicadeza que nos parece muy propia del alma de un pueblo.
Los personajes son:
- Duque, noble
- María, molinera
- Benito, rústico y padre
- Mozos y mozas
- Músicos
- Criados

La métrica. Uso de romances líricos, letrillas, canciones, etc de tipo tradicional para señalar el carácter popular y festivo de las escenas. Sólo hay dos sonetos y tiradas de endecasílabos, agrupados en su mayoría de 8 en 8.La primera jornada tiene la estructura de una serranilla clásica con una peculiar elaboración.
Ayuntamiento de La Aldehuela - Ávila - © 2017